cáncer

ALTERACIONES GENÉTICAS

“Biología y Geología” 4º ESO / “Biología” 2º Bto.

Anuncios

Inmunoterapia contra el cáncer: un nuevo paradigma

Una combinación de dos estimulantes del sistema inmune cura cinco tipos de cáncer en ratones modelo.

Cualquier cosa que tenga un acelerador debe llevar también un freno, y el sistema inmune es un ejemplo exquisito de ello. Su principal función es destruir a los agentes invasores –virus, bacterias, hongos, parásitos—, pero eso requiere disponer de un arsenal armamentístico que, en las manos del general incorrecto, o simplemente salido de madre por error u omisión, se convierte en un riesgo letal para su propietario. La artritis, el lupus, la diabetes de tipo I y otra cincuentena de enfermedades autoinmunes se deben que el sistema inmune del paciente se excede en sus funciones y reacciona contra sus propias células. Y al revés, las inmunodeficiencias que nos desprotegen de la infección y el cáncer se deben a que el sistema tiene demasiado pisado el freno. Jugar con ese delicado balance es una de las líneas de investigación más prometedoras contra el cáncer, la inmunoterapia, como puedes leer en Materia.

Seguir leyendo el artículo…

Diseñado un virus artificial capaz de estimular al sistema inmune para combatir el cáncer

La inclusión de proteínas exclusivas de los tumores en un virus facilita al sistema inmunitario la identificación y consecuente destrucción de las células cancerígenas.


El cáncer, lejos de ser una única patología, es un conjunto de enfermedades muy dispares y caracterizadas, entre otros rasgos comunes, por un crecimiento desmesurado y totalmente incontrolado de células malignas y por una capacidad para esconderse de las defensas del organismo. Y es que el cáncer, contrariamente a como hacen los invasores ‘externos’ –como los virus y las bacterias– desactiva al sistema inmune para que no ‘interfiera’ en su crecimiento. Tal es así que las inmunoterapias, esto es, los tratamientos farmacológicos para potenciar la actividad de las células inmunes, constituyen una de las alternativas más prometedoras para combatir los tumores. El problema es que, al momento, no funcionan demasiado bien. Entonces, ¿qué se puede hacer? Pues utilizar un agente que porte proteínas del cáncer y que, al desencadenar la respuesta inmunitaria, muestre al organismo cómo son estas células tumorales. Sería el caso, por ejemplo, de un virus. Y según un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Basilea (Suiza), se trata de una alternativa que funciona bastante bien.

Seguir leyendo el artículo…

La principal causa del cáncer: el azar

Dos tercios de los cánceres no pueden prevenirse con el estilo de vida; la detección precoz es más esencial que nunca.

Captura de pantalla 2017-03-25 a las 18.58.44

Tradicionalmente se ha pensado que las mutaciones que causan el cáncer provienen de dos fuentes principales: la herencia y el ambiente (humo del tabaco, radiación ultravioleta de la luz solar y muchas otras). Un macroestudio coordinado por genetistas de la Johns Hopkins confirma ahora que no es así: dos tercios de las mutaciones cancerosas provienen de errores al azar en el proceso de replicación del ADN. Solo el tercio restante se debe a la herencia y al ambiente. Este hecho tiene importantes consecuencias para la prevención y tratamiento precoz de cada tipo de cáncer.

Seguir leyendo el artículo…

El honor inmortal de Henrietta Lacks

“En 1951, una mujer falleció en Baltimore en América. Se llamaba Henrietta Lacks”. Su historia la cuenta The Way of All Flesh, un documental de la BBC británica dedicado al misterio de las células HeLa, uno de los mayores descubrimientos científicos del último siglo. “Esas células han transformado la medicina moderna. Dieron forma a las políticas de innumerables países y sus presidentes. Hasta estuvieron involucradas en la Guerra Fría… porque los científicos estaban convencidos de que en esas células estaba el secreto para conquistar la muerte”.
Seguir leyendo el artículo…

¿Son los telómeros hiperlargos la clave para mantenernos jóvenes y vivir más?

Los ratones con telómeros hiperlargos creados en el CNIO sin recurrir a la manipulación genética tienen un envejecimiento celular más lento y menos cáncer.

Los telómeros, esto es, las regiones de ADN situadas en los extremos de los cromosomas, juegan un papel esencial en la estabilidad del material genético y en el mantenimiento de la juventud de las células y, por tanto, del organismo. El problema es que con cada división celular –o lo que es lo mismo, según envejecemos–, los telómeros se acortan. Y una vez alcanzan una longitud mínima crítica, las células entran en un estado de senescencia –es decir, envejecen hasta el punto de perder la capacidad de dividirse– o, simplemente, mueren. De hecho, el progresivo acortamiento de los telómeros constituye una de las causas moleculares del envejecimiento celular y de la aparición de enfermedades asociadas a la edad. Entonces, ¿qué ocurriría en caso de que los telómeros tuvieran una longitud desmesurada? ¿Viviríamos más y evitaríamos las enfermedades asociadas al envejecimiento, caso del cáncer? Pues para responder a esta pregunta, investigadores del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) han logrado ‘crear’ un modelo animal –ratones– con telómeros ‘hiperlargos’ y, por tanto, con un menor envejecimiento celular. Y para ello, y por primera vez, han evitado toda manipulación genética.

Seguir leyendo el artículo…