Sistema inmune

Inmunoterapia contra el cáncer: un nuevo paradigma

Una combinación de dos estimulantes del sistema inmune cura cinco tipos de cáncer en ratones modelo.

Cualquier cosa que tenga un acelerador debe llevar también un freno, y el sistema inmune es un ejemplo exquisito de ello. Su principal función es destruir a los agentes invasores –virus, bacterias, hongos, parásitos—, pero eso requiere disponer de un arsenal armamentístico que, en las manos del general incorrecto, o simplemente salido de madre por error u omisión, se convierte en un riesgo letal para su propietario. La artritis, el lupus, la diabetes de tipo I y otra cincuentena de enfermedades autoinmunes se deben que el sistema inmune del paciente se excede en sus funciones y reacciona contra sus propias células. Y al revés, las inmunodeficiencias que nos desprotegen de la infección y el cáncer se deben a que el sistema tiene demasiado pisado el freno. Jugar con ese delicado balance es una de las líneas de investigación más prometedoras contra el cáncer, la inmunoterapia, como puedes leer en Materia.

Seguir leyendo el artículo…

Diseñado un virus artificial capaz de estimular al sistema inmune para combatir el cáncer

La inclusión de proteínas exclusivas de los tumores en un virus facilita al sistema inmunitario la identificación y consecuente destrucción de las células cancerígenas.


El cáncer, lejos de ser una única patología, es un conjunto de enfermedades muy dispares y caracterizadas, entre otros rasgos comunes, por un crecimiento desmesurado y totalmente incontrolado de células malignas y por una capacidad para esconderse de las defensas del organismo. Y es que el cáncer, contrariamente a como hacen los invasores ‘externos’ –como los virus y las bacterias– desactiva al sistema inmune para que no ‘interfiera’ en su crecimiento. Tal es así que las inmunoterapias, esto es, los tratamientos farmacológicos para potenciar la actividad de las células inmunes, constituyen una de las alternativas más prometedoras para combatir los tumores. El problema es que, al momento, no funcionan demasiado bien. Entonces, ¿qué se puede hacer? Pues utilizar un agente que porte proteínas del cáncer y que, al desencadenar la respuesta inmunitaria, muestre al organismo cómo son estas células tumorales. Sería el caso, por ejemplo, de un virus. Y según un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Basilea (Suiza), se trata de una alternativa que funciona bastante bien.

Seguir leyendo el artículo…

Virus en nuestro genoma nos protegen de otros virus

La primera línea de defensa contra la infección evoluciona gracias al llamado ‘ADN saltarín’

Hemos aprendido que los virus son malos y las defensas son buenas, pero las cosas parecen ser algo más complejas, y mucho más interesantes. El sistema inmune innato, una primera línea de defensa contra los agentes patógenos, funciona de manera coordinada gracias a fragmentos de antiguos virus insertados en posiciones clave de nuestro genoma.

Seguir leyendo el artículo