Bacteria

No eres un individuo, eres una multitud

Un libro expone el gigantesco poder de los millones de microorganismos que forman parte de nosotros.

Si resumiéramos la historia del planeta en un año, los humanos aparecimos pocos minutos antes de la medianoche del 31 de diciembre. Pero la vida apareció en marzo. Y lo hizo en forma de seres de una sola célula, que regentaron en solitario la Tierra hasta octubre, momento en el que comenzaron a aparecer seres pluricelulares. Los microbios están en todas partes y existen en números astronómicos: “Hay más bacterias en tus tripas que estrellas en nuestra galaxia”, resume el periodista científico Ed Yong en las primeras páginas de su libro Contengo multitudes (I contain multitudes, HarperCollins). Y añade: “Los últimos cálculos sugieren que tenemos alrededor de 30 billones de células humanas y 39 billones de células de microbios, prácticamente un empate. Aunque los números sean inexactos, no importa: desde cualquier punto de vista, contenemos multitudes”.

Un antibiótico de último recurso está perdiendo efectividad en todo el mundo

El uso de antibióticos en la cría industrial de animales conduce a que la resistencia a los antibióticos por parte de los patógenos que afectan a los seres humanos no deje de crecer. El caso de la colistina lo pone bien de manifiesto.


Un gen que confiere a los patógenos que lo poseen resistencia al antibiótico de último recurso colistina se está extendiendo a gran velocidad por todo el planeta, como se ha puesto de manifiesto en la reunión que la Sociedad Americana de Microbiología (ASM) ha celebrado este mes y de la que ha informado la revista Nature. Ese gen tiene el nombre de mcr-1. Hace solo año y medio se descubrió que lo poseían bacterias encontradas en muestras de cerdos de granjas chinas.

Seguir leyendo el artículo…

Reconstruyen una proteína «fósil» que protege a las bacterias actuales de los virus

Tras introducir versiones ancestrales de la proteína tiorredoxina en E. coli mediante ingeniería genética, comprueban que protege a la bacteria frente infecciones del bacteriófago T7.


Así concluye un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Granada y publicado en la revista Cell Reports. El avance podría aplicarse en el campo de la bioingeniería de plantas para modificar genéticamente especies y hacerlas resistentes a determinados virus que causan pérdidas devastadoras en las cosechas. La mejora sería de gran utilidad sobre todo en países en los que la subsistencia depende de un cultivo concreto, como el arroz, el trigo, la yuca o el plátano, y en los que una infección vírica puede tener consecuencias desastrosas para la población.

Seguir leyendo el artículo…

Llegan los psicobióticos: bacterias para mejorar la salud mental

Demuestran el potencial de algunos microorganismos para tratar diferentes trastornos mentales. Pero los científicos advierten que es un área de estudio muy incipiente, donde escasean los ensayos con humanos.


Tomas una píldora para aliviar la ansiedad. Lo que no te esperas es que su principio activo sea una bacteria que vaya directa a tu intestino y desde ahí avise al cerebro para calmar tus nervios. Es un psicobiótico.

Uno de los mayores desafíos de la neurociencia actual es conocer los entresijos del cerebro humano. Estados Unidos y Europa han puesto en marcha sendos proyectos que darán sus frutos de aquí a una década. Los resultados alimentarán al mayor ejército desplegado jamás. Desde un lugar totalmente desapercibido y sin que te des cuenta, estos soldados controlan tu apetito, tu comportamiento e incluso tu salud mental. Hablamos de la microbiota que puebla tus tripas.


Seguir leyendo el artículo…

Antoni van Leeuwenhoek, de vendedor de telas sin estudios a «padre» de la microbiología

El joven comerciante holandés revolucionó la ciencia y mejoró los microscopios.

En pleno siglo XVII, hace 384 años, nació un hombre en Holanda que compaginaría su vida de comerciante de telas con el estudio y la mejora de los microscopios. Antoni Van Leeuwenhoek fue despreciado por su origen humilde y por no tener estudios. Sin embargo, siglos después, es considerado el precursor de la biología experimental, la celular y la microbiología. Hoy, 24 de octubre, se conmemora el aniversario de su nacimiento.

Seguir leyendo el artículo…

Antoni van Leeuwenhoek, el primer microbiólogo


El científico holandés creó sus propias lentes para desentrañar los misterios de los seres vivos.

Antoni van Leeuwenhoek (Delft, 1632-1723) inició en el siglo XVII el camino de la microbiología. Hijo de comerciantes, siguió la tradición familiar hasta que con poco más de 20 años descubre un rudimentario microscopio, de una sola lente con capacidad de ampliación de tres aumentos, que era utilizada por los vendedores de telas. En paralelo a su actividad comercial, desarrolló una importante actividad en la creación de microscopios. Hoy, 24 de octubre, se conmemora el aniversario de su nacimiento con un doodle de Google.

Seguir leyendo el artículo…