QUÍMICA

Entradas sobre Química

¡Hay que tomar medidas!

submarino-cuadricula

El submarino de investigación ISOAP ha resultado dañado al aproximarse a unas grietas volcánicas a gran profundidad. Los daños son elevados y están enviando un mensaje a superficie con la información necesaria para su rescate:

SOS. Atrapados en el submarino. Situación desesperada. Cinco personas a bordo. El 80% de la tripulación tiene miedo. Depósito de 400 litros de aire comprimido para respirar. Consumimos 150 gramos a la hora. Profundidad 1500 metros. Escotilla de entrada de 100 centímetros de diámetro. Cada litro de aire comprimido tiene una masa de 50 gramos. Temperatura estabilizada a 20 ºC.

Se interrumpe la comunicación.

Tomado del blog: https://vecinadelpicasso.wordpress.com

Anuncios

Logran, por primera vez, mezclar aceite con el agua

En condiciones extremas, las moléculas de aceite pueden ser forzadas a disolverse en el líquido elemento.


Según nuestra experiencia cotidiana, el aceite y el agua se repelen y no pueden mezclarse. Ahora, un equipo de investigadores de la Universidad de Edimburgo acaba de demostrar que eso no es cierto. O por lo menos no lo es si se dan determinadas condiciones. (Más información: Descubren que el agua no es un líquido, sino dos)

En un estudio recién publicado en Science Advances, los científicos han demostrado, en efecto, que las moléculas de aceite, que normalmente repelen el agua, pueden ser “forzadas” a disolverse en el líquido elemento si ambas sustancias (agua y aceite) se someten a presiones extremas.

Seguir leyendo el artículo…

Descubren que el agua no es un líquido, sino dos

Tiene dos fases líquidas con diferentes densidades y estructuras a bajas temperaturas

Para los que vivimos en el primer mundo, el agua es algo tan cotidiano que la obtenemos con solo abrir un grifo, pero ese líquido que nos resulta tan vulgar y corriente (claro como el agua, decimos) es mucho más complejo de lo que creemos. Muchas de sus propiedades son bastante extrañas. De hecho, se comporta de manera muy diferente a todos los otros líquidos en más de 70 propiedades como el punto de fusión, la densidad, la capacidad de calor… Precisamente, esas anomalías son un requisito para la vida tal como la conocemos.



Seguir leyendo el artículo…

Los cuatro nombres de los nuevos elementos de la tabla periódica

Las últimas incorporaciones, que se añadieron en enero, se ubican en la séptima fila


La tabla periódica aumenta su familia de elementos con cuatro nombres adicionales. Desde hoy, su séptima fila contiene oficialmente cuatro nuevos inquilinos: los elementos 113, 115, 117 y 118 han sido bautizados como Nihonio, Moscovio, Téneso y Oganesón, respectivamente. El primero de ellos fue descubierto por científicos del Instituto Riken en Japón; el resto, por equipos científicos diseminados entre Rusia y Estados Unidos, todos ellos integrados desde enero pasado en la tabla periódica. 

Seguir leyendo el artículo…

“Star Wars” y la tabla periódica

Existe una ley no escrita por la que los elementos químicos no llevan el nombre de sus descubridores. Como en el caso del imaginario de ‘La guerra de las galaxias’, han sido bautizados en honor a una referencia geográfica. Del galio al berkelio.


Creo que nos costaría mucho encontrar en todo el planeta a alguien ajeno al imaginario de La guerra de las galaxias (o Star Wars), esa que sucede en una galaxia muy, muy lejana. Inventarse una mitología como hizo George Lucas implica tirar de imaginación para crear toda una serie de mundos, personajes y razas.

Seguir leyendo el artículo…

Marie Curie: una energía inagotable


El siglo XIX tenía reservada una última sorpresa para la ciencia. Físicos y químicos por fin estaban cómodos con sus leyes básicas, que podían explicar cualquier cosa hasta que en 1896 el francés Becquerel descubrió por casualidad un fenómeno totalmente nuevo. Se dejó en un cajón un paquete de sales de uranio, encima de un rollo de placa fotográfica, y días después comprobó que la placa estaba oscurecida como si le hubiera dado la luz; así que pensó que esas sales emitían unos rayos penetrantes, que eran capaces de atravesar metales. Sin embargo, Becquerel perdió interés en el tema y se lo pasó a una estudiante polaca que no tenía muy claro sobre qué hacer la tesis doctoral. Ella, Marie Curie, investigó mucho más a fondo esas piedrecillas que emitían constantemente tanta energía y parecían no consumirse, y bautizó aquello como radiactividad.

Seguir leyendo el artículo…