Agua

Globo resistente al fuego

Si se pone un globo normal en una vela, la vela transmite una gran cantidad de energía térmica a la goma que se calienta hasta que el globo estalla.
Si el globo tiene agua en su interior, el calor se transfiere al agua, la cual necesita mucho tiempo para calentarse, por lo tanto el caucho nunca se calienta lo suficiente como para explotar.
Si hay suficiente agua en el globo, el calor puede ser muy eficientemente transferido al agua. El agua necesita una gran cantidad de energía para calentarse (tiene un alto calor específico), por lo que permanece relativamente fría durante un largo tiempo, enfriando al globo.

Lucía Strineka