Agua

Logran, por primera vez, mezclar aceite con el agua

En condiciones extremas, las moléculas de aceite pueden ser forzadas a disolverse en el líquido elemento.


Según nuestra experiencia cotidiana, el aceite y el agua se repelen y no pueden mezclarse. Ahora, un equipo de investigadores de la Universidad de Edimburgo acaba de demostrar que eso no es cierto. O por lo menos no lo es si se dan determinadas condiciones. (Más información: Descubren que el agua no es un líquido, sino dos)

En un estudio recién publicado en Science Advances, los científicos han demostrado, en efecto, que las moléculas de aceite, que normalmente repelen el agua, pueden ser “forzadas” a disolverse en el líquido elemento si ambas sustancias (agua y aceite) se someten a presiones extremas.

Seguir leyendo el artículo…

Anuncios

Descubren que el agua no es un líquido, sino dos

Tiene dos fases líquidas con diferentes densidades y estructuras a bajas temperaturas

Para los que vivimos en el primer mundo, el agua es algo tan cotidiano que la obtenemos con solo abrir un grifo, pero ese líquido que nos resulta tan vulgar y corriente (claro como el agua, decimos) es mucho más complejo de lo que creemos. Muchas de sus propiedades son bastante extrañas. De hecho, se comporta de manera muy diferente a todos los otros líquidos en más de 70 propiedades como el punto de fusión, la densidad, la capacidad de calor… Precisamente, esas anomalías son un requisito para la vida tal como la conocemos.



Seguir leyendo el artículo…

Globo resistente al fuego

Si se pone un globo normal en una vela, la vela transmite una gran cantidad de energía térmica a la goma que se calienta hasta que el globo estalla.
Si el globo tiene agua en su interior, el calor se transfiere al agua, la cual necesita mucho tiempo para calentarse, por lo tanto el caucho nunca se calienta lo suficiente como para explotar.
Si hay suficiente agua en el globo, el calor puede ser muy eficientemente transferido al agua. El agua necesita una gran cantidad de energía para calentarse (tiene un alto calor específico), por lo que permanece relativamente fría durante un largo tiempo, enfriando al globo.

Lucía Strineka