BIOLOGÍA 2º BTO.

Recursos para la asignatura de “Biología” 2º BTO.

Dentro de la célula / Inside the cell


Todos sabemos lo que es una célula. O al menos nos suena. Pero, sabríamos responder a preguntas tan sencillas como ¿de qué están hechas? ¿cómo se defienden? o incluso, ¿por qué mueren? La respuesta a estas cuestiones se esconde detrás del trabajo que científicos han realizado durante décadas en sus laboratorios. Normalmente este conocimiento se publica en revistas científicas y nos llega traducido en libros de texto. Lo que no sucede todos los días que sean los propios investigadores los que se sienten delante de una cámara para contarnos cómo funciona una célula desde su perspectiva.

En el documental Inside the cell, 23 científicos del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa, uno de los mejores centros de investigación de nuestro país, responden a 8 preguntas sencillas sobre la célula y explican cómo la investigación trabaja para avanzar en estos conocimientos.

Anuncios

Logran, por primera vez, mezclar aceite con el agua

En condiciones extremas, las moléculas de aceite pueden ser forzadas a disolverse en el líquido elemento.


Según nuestra experiencia cotidiana, el aceite y el agua se repelen y no pueden mezclarse. Ahora, un equipo de investigadores de la Universidad de Edimburgo acaba de demostrar que eso no es cierto. O por lo menos no lo es si se dan determinadas condiciones. (Más información: Descubren que el agua no es un líquido, sino dos)

En un estudio recién publicado en Science Advances, los científicos han demostrado, en efecto, que las moléculas de aceite, que normalmente repelen el agua, pueden ser “forzadas” a disolverse en el líquido elemento si ambas sustancias (agua y aceite) se someten a presiones extremas.

Seguir leyendo el artículo…

Neurocosas capítulo 4: ¿Podemos vivir sin dolor?

En este vídeo se habla del sentido del dolor, también llamado nocicepción, y se explica su función en nuestro cuerpo.

Pero lo primero es entender cómo se activa el dolor. En todos nuestros tejidos tenemos unos receptores nerviosos que se activan ante determinados estímulos como cambios bruscos de presión (golpes), de temperatura (quemaduras), ciertas sustancias y en definitiva cualquier cosa que sea potencialmente dañino para nuestras células. La activación de estos nociceptores produce una señal nerviosa que llega hasta las áreas cerebrales encargadas de gestionar la nocicepción: cuando se activan estas áreas es cuando sentimos dolor.

Esto ocurre en la mayoría de los casos, pero también existe una enfermedad rara llamada insensibilidad congénita al dolor (de la cual están documentados alrededor de 50 casos), en la que las señales nerviosas de los nociceptores no llegan adecuadamente al cerebro, no activan las áreas cerebrales encargadas de la nocicepción, y como consecuencia esta gente es incapaz de sentir el dolor. Y por este defecto los pacientes tienen una calidad de vida menor que la gente que siente el dolor, ¿por qué?

Pues porque el dolor tiene una función protectora clave en nuestra supervivencia. Y estos pacientes ya de niños se generan lesiones al autoexplorarse las heridas, o morderse labios/uñas hasta generarse heridas; e incluso cuando son adultos tienen grandes problemas para darse cuenta si se han quemado, golpeado, etc. Por lo que han de tener cuidado con las actividades que hacen. Y del mismo modo, es más difícil que se den cuenta cuando algo no está funcionando correctamente en su organismo ya que una de las principales señales de alarma que tenemos es el dolor.

Neurocosas capítulo 2: ¿Para qué sirven las células gliales?

En este capítulo rescataremos a las grandes desconocidas del cerebro: las células gliales. Hablaremos sobre los distintos tipos de células gliales y sobre qué tareas vitales desempeñan en nuestro cerebro.

  • La microglía: células que tienen como función principal realizar las funciones del sistema inmune en el cerebro.
  • La macroglía: grupo de células gliales que a su vez puede dividirse en la astroglía, que se ocupa del mantenimiento de las neuronas, y los oligodendrocitos y las células de Schawnn, cuya función es mejorar la conductividad de los axones en el sistema nervioso central y el sistema nervioso periférico respectivamente.

Grupo por grupo se desentraña el papel de estas células para dejar claro que, aunque no sean las más populares de la neurociencia, las células gliales son vitales para nuestra supervivencia.

Descubren que el agua no es un líquido, sino dos

Tiene dos fases líquidas con diferentes densidades y estructuras a bajas temperaturas

Para los que vivimos en el primer mundo, el agua es algo tan cotidiano que la obtenemos con solo abrir un grifo, pero ese líquido que nos resulta tan vulgar y corriente (claro como el agua, decimos) es mucho más complejo de lo que creemos. Muchas de sus propiedades son bastante extrañas. De hecho, se comporta de manera muy diferente a todos los otros líquidos en más de 70 propiedades como el punto de fusión, la densidad, la capacidad de calor… Precisamente, esas anomalías son un requisito para la vida tal como la conocemos.



Seguir leyendo el artículo…

No eres un individuo, eres una multitud

Un libro expone el gigantesco poder de los millones de microorganismos que forman parte de nosotros

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Si resumiéramos la historia del planeta en un año, los humanos aparecimos pocos minutos antes de la medianoche del 31 de diciembre. Pero la vida apareció en marzo. Y lo hizo en forma de seres de una sola célula, que regentaron en solitario la Tierra hasta octubre, momento en el que comenzaron a aparecer seres pluricelulares. Los microbios están en todas partes y existen en números astronómicos: “Hay más bacterias en tus tripas que estrellas en nuestra galaxia”, resume el periodista científico Ed Yong en las primeras páginas de su libro Contengo multitudes (I contain multitudes, HarperCollins). Y añade: “Los últimos cálculos sugieren que tenemos alrededor de 30 billones de células humanas y 39 billones de células de microbios, prácticamente un empate. Aunque los números sean inexactos, no importa: desde cualquier punto de vista, contenemos multitudes”.

Seguir leyendo el artículo…

Un antibiótico de último recurso está perdiendo efectividad en todo el mundo

El uso de antibióticos en la cría industrial de animales conduce a que la resistencia a los antibióticos por parte de los patógenos que afectan a los seres humanos no deje de crecer. El caso de la colistina lo pone bien de manifiesto.


Un gen que confiere a los patógenos que lo poseen resistencia al antibiótico de último recurso colistina se está extendiendo a gran velocidad por todo el planeta, como se ha puesto de manifiesto en la reunión que la Sociedad Americana de Microbiología (ASM) ha celebrado este mes y de la que ha informado la revista Nature. Ese gen tiene el nombre de mcr-1. Hace solo año y medio se descubrió que lo poseían bacterias encontradas en muestras de cerdos de granjas chinas.

Seguir leyendo el artículo…