El mensaje de Jane Goodall a las niñas que quieren ser científicas

Está considerada como una de las mujeres científicas de mayor impacto en el siglo XX. Los ojos de Jane Goodall brillan al compartir sus historias de ayer, convertidas hoy en grandes lecciones de vida sobre la ciencia y la educación: “Sé curiosa y comete errores, sé paciente y no te rindas”, repite esta mujer extraordinaria. Goodall es Doctora en Etología por la Universidad de Cambridge y Doctora ‘honoris causa’ por más de 45 universidades del mundo. Ha recibido más de 100 premios internacionales como el Premio Príncipe de Asturias de Investigación, la Legión de Honor de la República de Francia, el título de Dama del Imperio Británico o la Medalla de Oro de la UNESCO, entre otros. Además es “Mensajera de la Paz” de Naciones Unidas. Goodall vivió su infancia y juventud con un solo sueño: viajar desde su Inglaterra natal a África para estar cerca de los animales y escribir sobre ellos. En 1960, con apenas 23 años, hizo realidad su propósito de la mano del famoso antropólogo Louis Leakey quien le encargó la arriesgada misión de viajar a la selva de Gombe, Tanzania y convertirse así en el primer ser humano en observar e investigar a los chimpancés salvajes. Acompañada de su madre comenzó un proyecto de investigación de seis meses de duración. Hoy, casi 60 años después, continúa desarrollándose gracias al equipo de investigadores del Instituto Jane Goodall en la que es, una de las investigaciones de campo más prolongadas sobre animales en libertad. Las investigaciones de la Doctora Goodall revolucionaron a la comunidad científica y fascinaron al mundo entero. Su perseverancia, intuición, empatía y capacidad de observación, no solo nos han permitido descubrir el desconocido mundo de los chimpancés y de otras especies, sino que, nos invitan a reflexionar sobre nosotros mismos, promover un estilo de vida más sostenible y a construir una sociedad más justa.

Ver vídeo completo…

Anuncios

Una mosca para la ciencia

La Drosophila melanogaster es uno de los organismos más valiosos para la investigación biológica

La mosca de la fruta, Drosophila melanogaster, es un pequeño insecto de unos 3 milímetros de largo que crece en la fruta madura. También es uno de los organismos más valiosos para la investigación biológica, en particular en genética y biología del desarrollo. Esta mosca ha utilizado como organismo modelo durante más de un siglo, e incluso hoy en día miles de científicos trabajan en ella. El adulto tiene el cuerpo parte negro y parte marrón, ojos rojos y, como otros insectos, cabeza, tórax y abdomen. Debido a su tamaño pequeño, es necesario usar una o microscopio para observar estos detalles.

Seguir leyendo este artículo…

El volcán Etna entra en erupción

Aunque la situación está controlada, el aeropuerto de Catania ha cerrado su espacio aéreo durante una hora. Un gabinete de crisis se reúne para decidir los siguientes pasos.

El Etna es uno de los volcanes más activos del mundo, situado en la isla de Sicilia (Italia), ha entrado en erupción este lunes por la mañana, después de un centenar de temblores leves y ha escupido toneladas de lava y sedimentos acumulados en la superficie. La inmensa columna de humo y cenizas que ha dejado y que es visible desde diferentes puntos de la isla y del mar ha obligado a cerrar el aeropuerto de Catania durante al menos una hora. Por la tarde solo aterrizaban cuatro aviones a la hora. Un gabinete de crisis se ha reunido esta tarde para determinar cuales son los siguientes pasos a seguir que dependen, fundamentalmente, del viento.

Los diez hitos de la ciencia en 2018

De los bebés a la carta en China al descubrimiento de agua en Marte, estas son las diez noticias de ciencia más relevantes que deja el año.

Dickinsonia, el animal más antiguo jamás encontrado.

La ciencia nos ha regalado este 2018 un nuevo objeto geométrico, la confirmación de que en Marte hay agua líquida (con lo que eso implica para la posible existencia de vida) y dos tratamientos pioneros que prometen revolucionar la lucha contra el cáncer y las enfermedades motoras. También nos ha proporcionado munición para buscar respuestas sobre nuestros orígenes y ha desafiado nuestro reinado al revelar que hay una máquina que puede jugar a los juegos de mesa más complicados del mundo sin saber antes cómo hacerlo. Sin embargo, la ciencia también ha desvelado su lado oscuro al revelar la creación de los dos primeros bebés modificados genéticamente, sin control y sin el visto bueno de las autoridades y la comunidad científica. Estas son las diez noticias más relevantes del año para la redacción de Materia.

Seguir leyendo el artículo…

¿Cómo será el planeta Tierra cuando se forme el siguiente supercontinente?

Se cree que el próximo supercontinente se formará en 200 millones de años, por lo que nos encontramos en el ecuador de ese ciclo. La pregunta es, ¿cómo será este proceso y cómo afectará a nuestro planeta?

La capa externa de la Tierra, la corteza sólida sobre la que caminamos, está hecha de partes rotas, algo parecido a la cáscara hecha pedazos de un huevo. Estas piezas, las placas tectónicas, se mueven alrededor del planeta a una velocidad de unos pocos centímetros al año. Cada cierto tiempo, las placas se juntan y forman un supercontinente que permanece durante más de 100 millones de años, hasta que desaparece al dispersarse las placas. Posteriormente, tras un lapso de tiempo de entre 400 y 600 millones de años, el proceso se repite.

El último supercontinente, Pangea, se formó hace unos 310 millones de años y comenzó a separarse hace 180 millones de años aproximadamente. Se cree que el siguiente se formará en 200/250 millones de años, por lo que actualmente nos encontramos en el ecuador de la fase de dispersión del actual ciclo de formación. La pregunta es, ¿cómo y por qué se formará el futuro supercontinente?

Seguir leyendo el artículo…

¿Qué aspecto tenía la Tierra hace millones de años?

Míralo aquí 👈

Regreso a Pangea

Los modelos predicen que todos los continentes volverán a reunirse en 200 millones de años. Los efectos en la evolución serán formidables.

La fragmentación de Pangea ha sido un vector esencial de la evolución de los animales, y su reunificación en el futuro lejano lo será igualmente. Con los datos paleontológicos en la mano, es sumamente improbable que los humanos sigamos aquí dentro de 200 millones de años –las especies marinas más longevas nunca han pasado de los cinco millones de años—, pero es muy posible que la vida terráquea aguante incluso nuestras agresiones más disparatadas y siga medrando. E incluso que una especie más inteligente que la nuestra haya heredado el mundo. Lee en Materia cómo será la Tierra cuando se forme el siguiente supercontinente, que probablemente se llamará Novopangea, si es que todavía hay alguien ahí que pueda ponerle un nombre. Incluso si no es así, los efectos de la geología sobre la evolución serán enormes, como ya lo han sido en el pasado.

Seguir leyendo el artículo…