Masa

Aprobada la nueva definición universal del kilogramo

El valor de la unidad de masa ya no dependerá de un objeto, sino de una constante de la naturaleza.

Un kilo de naranjas, de azúcar o de polvorones, pesa, por definición, lo mismo que el cilindro de platino-iridio guardado bajo varias campanas protectoras y encerrado con tres llaves en el sótano del Pabellón de Breteuil a las afueras de París. Este Prototipo de Kilogramo Internacional (IPK), empleado para calibrar los patrones oficiales de la unidad de masa, anuncia este viernes su jubilación tras 129 años de servicio. En la última sesión de la vigésimosexta Conferencia General de Pesos y Medidas celebrada este viernes en Versalles, los 60 Estados miembros han votado de forma unánime a favor de redefinir el kilogramo: a partir del año que viene, la unidad de masa no será un objeto físico, sino un valor derivado de una constante de la naturaleza. Este cambio no tendrá ninguna implicación en la cesta de la compra ni se notará en el día a día, pero puede ser muy importante en ámbitos científicos como el desarrollo de medicinas.

Seguir leyendo el artículo…

¿Por qué las nubes flotan si el agua pesa más que el aire?

Están formadas por gotas de agua tan pequeñas que su peso es una fuerza inferior a la fuerza de rozamiento que ejercen las moléculas de aire que las rodean

Cuando nosotros vemos nubes lo que vemos son moléculas de agua que han pasado de ser vapor a ser líquidas, se han condensado. Cuando dejamos de ver una nube que parece que se desvanece, es porque las condiciones termodinámicas en la atmósfera han cambiado y el agua vuelve a pasar al estado gaseoso (vapor de agua).

Seguir leyendo el artículo…

El kilo dejará de ser lo que era, aunque seguirá “pesando” 1.000 gramos.

pesa_kilo

El ser humano siempre ha tenido la necesidad de medir objetos, distancias, el paso del tiempo. Al principio se emplearon partes del cuerpo como la palma de la mano o el codo, o eventos como el paso de las estaciones. Pero la falta de uniformidad era un grave problema. La Revolución Francesa trajo consigo la adopción del Sistema Métrico Decimal con la adopción del metro y el kilogramo como patrones. En 1960, se adoptó el Sistema Internacional basado en siete unidades básicas: segundo, metro, kilogramo, amperio, kelvin, mol y candela. El kilogramo todavía sigue usando como referencia el prototipo internacional de platino e iridio que se conserva en Sèvres, cerca de París. En los últimos años, se ha comprobado que su valor fluctúa, y es que una simple mota de polvo puede alterar -aunque solo sea en una ínfima cantidad-, el valor de ese objeto como referencia mundial.

El Sistema Internacional está siendo revisado y se espera que la Conferencia General de Pesas y Medidas apruebe este mes de noviembre la definición basada en constantes universales de kilogramo, amperio, kelvin y mol. Estos cambios apenas afectarán en nuestro día a día pero son de gran importancia para las investigaciones científicas o tratamientos médicos que requieren un elevado nivel de precisión en sus cálculos.

Escuchar audio…