QUÍMICA

Marie Curie: una energía inagotable


El siglo XIX tenía reservada una última sorpresa para la ciencia. Físicos y químicos por fin estaban cómodos con sus leyes básicas, que podían explicar cualquier cosa hasta que en 1896 el francés Becquerel descubrió por casualidad un fenómeno totalmente nuevo. Se dejó en un cajón un paquete de sales de uranio, encima de un rollo de placa fotográfica, y días después comprobó que la placa estaba oscurecida como si le hubiera dado la luz; así que pensó que esas sales emitían unos rayos penetrantes, que eran capaces de atravesar metales. Sin embargo, Becquerel perdió interés en el tema y se lo pasó a una estudiante polaca que no tenía muy claro sobre qué hacer la tesis doctoral. Ella, Marie Curie, investigó mucho más a fondo esas piedrecillas que emitían constantemente tanta energía y parecían no consumirse, y bautizó aquello como radiactividad.

Seguir leyendo el artículo…

Anuncios

Cuatro nuevos elementos en la tabla periódica: nihonio, moscovio, tenesina y oganesón

Los nombres de los cuatro elementos superpesados descubiertos en diciembre han sido oficialmente propuestos. Serán aceptados o rechazados en noviembre de este año.

A finales del año pasado, el duro trabajo en aceleradores de partículas y sofisticados laboratorios dio sus frutos en forma del descubrimiento de cuatro nuevo elementos químicos superpesados: los elementos 113, 115, 117 y 118. Ninguno de ellos se produjo en grandes cantidades y apenas se pudieron vislumbrar en simulaciones por ordenador de choques de partículas, pero todos ellos encierran en su interior información muy interesante para entender la física de los núcleos de los átomos y quizás producir aún elementos más pesados e interesantes.

Seguir leyendo el artículo…