Día: 19 agosto, 2017

Neurocosas capítulo 3: ¿Qué nos pasa si mezclamos alcohol y marihuana?

En este vídeo vamos a explicar los efectos en el cerebro del consumo del alcohol y la marihuana.

Por un lado tenemos la marihuana, cuyo principal compuesto neuroactivo es el tetrahidrocannabinol (THC). Esta sustancia activa el sistema cannabinoide por lo que tiene una función ansiolítica, y además produce un aumento de los niveles de dopamina, por lo que el consumo de la marihuana puede tener al principio un efecto relajante y placentero. Pero, como todas las drogas, la marihuana también tiene efectos negativos: por ejemplo dificulta el asentamiento de la memoria durante el consumo, e incluso se pueden desencadenar crisis de pánico si se consume una dosis elevada. Y por otro lado tenemos el alcohol. Esta droga, al igual que otras, aumenta los niveles de dopamina en las áreas de recompensa del cerebro, lo cual genera placer; y a la vez dificulta la recaptación de serotonina en el cerebro, lo cual tiene un efecto positivo en nuestro estado de ánimo. Pero, simultáneamente a esta activación, el alcohol funciona como una sustancia depresora del sistema nervioso porque activa la vía GABAérgica, y además interfiere en el asentamiento de la memoria. Nunca hay que olvidar que el consumo de cualquier droga tiene efectos negativos. En el caso del alcohol y la marihuana muchos de sus efectos negativos durante el consumo se centran en una acción depresora del sistema nervioso e inhibir el asentamiento de memorias; y como ambas sustancias son neuroactivas, ingerirlas simultáneamente aumenta los riegos que ya tiene por separado el consumo del alcohol y la marihuana.

Anuncios