La revolución científica en un tubo

La reacción en cadena de la polimerasa (PCR) es una técnica simple que agitó la ciencia y tiene infinitas aplicaciones. Entre ellas, saber si el agua está contaminada o descubrir a un asesino.

Puede que a muchos de los que lean esta página las siglas PCR no les resulten familiares. Decir que son la abreviatura de Polymerase Chain Reaction o reacción en cadena de la polimerasa no parece que ayude a la comprensión del concepto. Realmente detrás de este nombre tan críptico se esconde una de las mayores revoluciones científicas de los últimos tiempos de la que nos beneficiamos todos, todos los días. La PCR nos ha hecho la vida más fácil y segura. Gracias a ella podemos saber si el agua que sale por el grifo está contaminada, si la hamburguesa lleva carne de caballo, quién fue el culpable de un asesinato, qué antibiótico será más efectivo para tratar una infección, si una enfermedad es vírica o bacteriana o si la verdura que vende tal supermercado no es apta para el consumo por la presencia de microorganismos patógenos…

Seguir leyendo el artículo…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s